¡Hola! Después de tres meses viviendo y trabajando como nómada digital en Rijeka(Croacia) me gustaría compartir cuál ha sido mi experiencia, lo bueno, lo malo, lo que me ha gustado más, etc.

Escribo mi experiencia de nómada digital en Rijeka desde un punto de vista totalmente personal. No espero que sea una guía de viaje ni algo por el estilo sino una ayuda para cualquiera que se quiera lanzar a vivir en esta increíble ciudad a la orilla del mar.

Durante mis viajes hay determinados aspectos que busco y que valoro bastante en cada ciudad:

  • para empezar, antes de decidirnos, mi marido y yo intentamos encontrar un lugar no demasiado turístico y de tamaño medio. La razón para ello es que después de años de experiencia hemos visto que los lugares muy turísticos son caros para vivir y la calidad de vida es bastante peor que en otros destinos.
  • la facilidad para encontrar un entorno de trabajo que te permita ser productivo.
  • la calidad de los alimentos tanto comprando en supermercados como comiendo fuera.
  • las infraestructuras de la ciudad para poder practicar deporte.
  • la facilidad para tratar con las personas, amabilidad, carácter, etc.
  • el panorama cultural de la ciudad.
  • la concienciación ambiental.
  • las excursiones que puedes hacer en los alrededores.

Para empezar

Os preguntaréis por qué decidimos ir a Rijeka. Como nos dijo un taxista con cara de sorpresa, «¿Pero venís aquí a trabajar? Nadie viene aquí a trabajar».

En un primero momento comenzamos a buscar información sobre diferentes ciudades de Croacia, atraídos para la fama de la belleza de este país. Enseguida nos dimos cuenta de la diferencia de precios del alojamiento entre diferentes ciudades como Dubrovnik, Split, Zagreb, Rijeka o Pula.

Posteriormente encontramos que Rijeka será la Capital Europea de la Cultura en el 2020 así que continuamos recopilando información, esta vez, centrados en esta ciudad.

Finalmente encontramos un piso espectacular en Airbnb a orillas de uno de los canales/río de Rijeka que inclinó la balanza definitivamente. Por cierto, la dueña, Goranka y su familia nos han hecho sentir como en casa, tanto al recibirnos como después. Nos dieron todo tipo de información e incluso nos acompañaron a conocer los alrededores.

Por eso recomiendo totalmente su piso en Rijeka, si aún no eres de Airbnb, resérvalo con el descuento de mi enlace. El edificio está en la parte más céntrica de Rijeka, pegado al edificio de la ópera y entre el mar y el canal principal de Rijeka.

Desde el apartamento puedes ir andando a todo el resto de la ciudad por lo que no necesitas ni coche ni transporte público, cero emisiones. Hace tiempo que he renunciado al trasporte particular y sólo utilizo transporte público, pero poder andar por toda la ciudad es una bendición sobre todo cuando estás tanto tiempo sentado frente al ordenador.

Primeras impresiones

Lo primero que me llamó la atención al llegar a Rijeka ha sido ese contraste entre dos mundos que por diferentes entre sí crean un contraste que, en mi opinión, es lo que define y hace a esta ciudad única.

Rijeka tiene un centro pequeño, antigüo y muy interesante. La arquitectura está influida en gran parte por la época austro-húngara e italiana. En contraste con esta arquitectura la ciudad tiene un pasado industrial enorme.

Este pasado industrial se puede observar en todas las grúas gigantescas que bordean la costa y en algo increíble (al menos para mí), un tren de mercancías de contenedores que cruza regular y literalmente el centro de la ciudad.

Otros dos mundos en contraste: el mar de Rijeka con aguas cristalinas y un bosque verde, denso, espactacular que cubre las montañas que hacen de fondo de la ciudad.

Si buscas encontrar en un mismo lugar mar, bosque y montaña; claramente Croacia es tu país.

Entorno de trabajo

Creo que encontrar un buen espacio de coworking es fundamental para conseguir un rendimiento óptimo. Inicialmente, al menos la primera semana en una nueva ciudad, suelo trabajar en casa.

Pero después de una semana es mejor tratar de establecer un horario y lugar exclusivo para trabajar separado del ocio/vida cotidiana.

En Rijeka hemos tenido muchísima suerte al encontrar el coworking Rihub. Este espacio alberga las oficinas de la organización Rijeka 2020 y , además en la planta de calle, un espacio de coworking moderno, espacioso y … ¡gratuito! … lo que nunca he visto en 4 años viajando por diferentes países.

El personal de Rihub nos ha recibido y tratado de una forma increíblemente amable y colaborativa. He podido participar en una entrevista en su web como nómada digital en Rijeka con motivo de la capitalidad cultural y hemos organizado un evento en conjunto. No tengo palabras para agradecerles su ayuda y colaboración. Totalmente recomendable.

Haciendo la compra

Un tema fundamental si eres nómada digital en Rijeka , llegar a la ciudad, encontrar un sitio decente donde hacer la compra o donde comer al mediodía.

Un consejo básico, incluye siempre entre tu equipaje una bolsa de tela, con eso evitas utilizar bolsas de plástico o tener que comprar en cada ciudad bolsas reciclables que luego vas a dejar o, peor todavía, tirar.

En Rijeka centro hay un mercado de abastos espectacular, no solo por sus productos sino también por su arquitectura. Se compone de un edificio destinado exclusivamente al pescado (visita obligada), otro para la carne, ultramarinos y uniendo los tres edificios toda una serie de puestos con fruta, verdura, flores, etc.

Este mercadillo es una opción estupenda en cuanto a calidad, variedad y respeto al medio ambiente. No he echado de menos ningún alimento o ingrediente en la compra y no soy precisamente de los que siempre cocinan lo mismo.

Rijeka es un punto muy rico y variado en cuanto a la cocina, tienen platos italianos (pasta, pizza), platos de pescado/marisco(es puerto pesquero) y recetas más tradicionales del interior montañoso del país con carne y verduras.

Comiendo fuera

Comer fuera es bastante asequible, recomiendo especialmente dos lugares donde puedes comer a diario un menú muy económico, Buffet Coco (el dueño no habla inglés pero te explica lo que tiene del día sin problema y de forma muy simpática)  y Konoba Blato (tienen menú diario con platos locales y vinos croatas).

Para cenar recomendaría la espaguetería Spagho, con una gran selección de pasta y pizza. Además el restaurante Primorska konoba, muy acogedor, económico, con platos locales y muy buena atención.

La atención en los restaurantes es excelente casi todo el mundo habla inglés sin problema y al oirte hablar también tratarán de hacerse entender en italiano.

Me ha encantado la comida, el pescado, las sardinas, el pulpo, los calamares, los salteados de espinacas, los spaguetti frutti di mare y la sarma. No te vayas sin probar todo esto.

A nivel de cafeterías recomendaría Bunker y Cukarikafe. Dos lugares muy diferentes cada uno con su propia personalidad.

A nivel de bares recomiendo el King’s Caffe food pub porque hay ambientillo con gente joven cualquier día de la semana y eso es raro en Rijeka.

Nota importante: Rijeka está en esa transición en la que han empezado a prohibir fumar en la mayoría de lugares. Aún así hay algunos locales en los que todavía se puede fumar. Como soy no fumador todos los que recomiendo tienen prohibido fumar en su interior.

Deporte

Para hacer deporte me apunté al gimnasio «Fitness center Blue Gym Belvedere». Por unas 200 kunas(26,90€) tienes un mes de gimnasio, sin domiciliaciones. Una pena que hemos tenido que pagar por una especie de tarjeta de acceso que luego realmente no se utiliza, podrían eliminarla y eliminar ese coste inicial.

El personal muy amable y habla inglés sin problema. Los estudiantes tienen un descuento del 10%.

Me he quedado con las ganas de probar el gimnasio Terminal 7 Fitness que tiene vistas al mar, está justo en la terminal de ferrys. Pero bueno, la próxima vez será.

No he estado en ninguna instalación municipal, tampoco he visto ninguna en la zona centro de la ciudad. Si te gusta salir a correr no veo Rijeka como una buena opción, exceptuando la zona central en el resto hay unas cuestas muy pronunciadas y tampoco hay un parque grande donde practicar. Eso lo he echado de menos.

Relaciones humanas 🙂

Rijeka sorprende por la amabilidad y simpatía de sus habitantes. Todo el mundo sin excepción ha sido muy amable con nosotros, muy simpáticos y de fácil trato. Ellos tienen el concepto de que cuando los extranjeros les oímos hablar croata pensamos que son muy bruscos o que están discutiendo, no me ha parecido así para nada.

Tengo que dar aquí una ovación de gracias … a la dueña del apartamento y su familia, a todo el equipo que trabaja en Rihub y en particular a la comunidad de expats de Rijeka que son encantadores … mil gracias por hacerme sentir bienvenido en todo momento.

En las tiendas, supermercado, restaurantes, transporte público no vas a tener ningún problema porque todo el mundo es amable y colaborativo. Hay un espíritu y un carácter muy mediterráneo entre los habitantes de Rijeka y supongo que eso se nota.

Creo que todos, la primera vez que vamos a Croacia, nos hacemos la pregunta de ¿cómo será el país después de la horrible guerra civil que sufrieron en los 90? La verdad aquí nadie me ha comentado nada de ese tema y no creo que sea muy buena idea sacarlo en ninguna conversación, entiendo que es algo muy cercano y estarán cerrando heridas y mirando al futuro.

Cultura

Como ya he indicado más arriba, Rijeka es la capital de la cultura en este año 2020 y como tal está organizando multitud de actividades de todo tipo.

Sorprende que una ciudad tan pequeña cuente con gran cantidad de museos, entre los que destaco por mi afinidad personal el museo de arte contemporáneo, Museum of Modern and Contemporary y el museo sobre ordenadores Peek&Poke.

Además, el centro cultural Exportdrvo situado al lado del canal, que es una antigüa nave industrial reconvertida en centro cultural y que ahora da cabida a una gran cantidad de actividades alternativas.

Mientras hemos vivido en Rijeka hemos visto gran movimiento en este centro pero desafortunadamente no pudimos asistir a ninguna de las actividades, fue difícil conocer las fechas en las que se celebraban con antelación, supongo que en este año 2020, al ser oficialmente el año de la capitalidad los eventos tendrán mayor difusión.

Sin embargo sí que pudimos asistir a un performance de música y proyecciones sobre el edificio que fue bastante interesante.

Concienciación ambiental

En primer lugar, repetir que el mercado de pescado, fruta, verdura y carne del centro es una opción increíble para hacer una compra diaria lo más sostenible y local posible.

Además recomiendo la tienda Bio&Bio(Ul. Ivana Zajca 24), un mini-market donde puedes encontrar gran cantidad de productos de origen ecológico y local. Además no me cansaré de repetir lo bien que te van a atender en todas estas tiendas.

A nivel reciclado de basuras, aunque haciamos separación de residuos y hay contenedores diferenciados en las calles de Rijeka, sí que he podido observar que no se termina de respetar esa separación. Están en el buen camino, me imagino que sólo va a ir a mejor.

Y por último una mención a cómo hemos visto las playas y bosques que hemos visitado. El agua en toda la costa que hemos visitado está impoluta, no hemos visto un papel, un plástico, nada, limpísima.

Los bosques de los alrededores que hemos visitado igual que el agua, no hemos visto un papel, una lata tirada, enhorabuena Rijeka porque creo que su gente tiene una gran conciencia en cuanto a no tirar basura fuera de los contenedores y mantener su entorno limpio.

Excursiones

Lo voy a dividir en dos apartados porque para mí fueron muy diferente las excursiones en el mes de Octubre con tiempo primaveral y en el mes de Noviembre/Diciembre con tiempo muy lluvioso.

Comienzo con las excursiones de Octubre: me centraría en las calas de toda la costa. En Rijeka y los pueblos de alrededor tienes multitud de pequeñas calas/plataformas desde las que disfrutar del sol y del mar. Durante varios fines de semana de este mes hemos podido incluso bañarnos en el mar.

Para ir a la playa puedes andar desde el centro en dirección sur y llegas en cuestión de 15 minutos atravesando la zona del puerto de carga y descarga. La zona por la atraviesas puede no ser la más bonita pero forma parte de esa mitad industrial de Rijeka tan característica y las playas a las que llegas merecen la pena.

Además, un pueblo maravilloso, Opatija, situado a sólo 20 minutos en autobús del centro de Rijeka. En Opatija podrás disfrutar de un paseo por la costa increíble lleno de plataformas para acceder al mar.

Y continúo con Opatija para hablar de las excursiones de Noviembre/Diciembre. Opatija no es sólo costa y mar, es un pueblo con muchísima historia, con museos, una villas increíbles y lo mejor de todo un conjunto de rutas de senderismo por el bosque que rodea el pueblo que me ha maravillado.

Por último recomendaría al lado de Opatija, Volosko. Volosko es un antigüo pueblo de pescadores con mucho encanto cuna del famoso Andrija Mohorovičić, el meteorólogo y sismólogo descubridor de la discontinuidad entre la corteza y el manto terrestre que lleva su nombre.

Mis consejos

  • Recomiendo ser nómada digital en Rijeka ya que la ciudad tiene unos precios muy razonables, tiene un coworking gratuito, puedes ir andando a todo y sus habitantes te reciben con los brazos abiertos.
  • No lo recomiendo si eres alguien que busca un gran número de actividades nocturnas como bares o discotecas.
  • Lleva siempre un seguro médico cuando viajes, no importa si el viaje es de un día o 6 meses, yo tengo contratado Safety Wing. Además en tu maleta no puede faltar un botiquín con lo básico, puede ahorrarte mucho dinero.
  • Viajar con poco equipaje no significa que tengas que vivir mal, aprende a diferenciar lo imprescindible de lo superficial. Aquí cada uno somos un mundo y tienes que ser tu quien decida.
  • Puedo viajar con tranquilidad ya que toda mi empresa la gestiono gracias a tuempresaenestonia.com sin importar en qué lugar del mundo esté, 100% online, 100% transparente y sin ataduras físicas a ningún país.
  • Lléva algo con valor sentimental que haga que al llegar a tu nuevo piso o apartamento te sientas como en casa: unas fotos, un vaso, una cafetera 🙂 … todos tenemos algún objeto que nos trasmite eso.
  • Planifica el tiempo que vas a estar viajando para que no afecte a tu trabajo, incluyendo el tiempo que vas a necesitar para localizar temas básicos como un supermercado, etc.
  • Intenta, cuando llegues a la nueva ciudad no perder tiempo en búsquedas como localizar un coworking. Es preferible bloquear un día de tu trabajo y dejar todo listo que alargarlo. También puedes hacer mucho trabajo previo de investigación.
  • Pon el foco en tus objetivos y aléjate de las personas que están de vacaciones o en un año sabático y no están trabajando realmente, queda con ellos en tu tiempo libre.
  • Pregunta y busca ayuda entre otros nómadas digitales o expats, somos una pequeña gran familia.
  • Y por supuesto, re-usa, re-cicla y procura que tu impacto medioambiental local sea lo menor posible.